Red Bull, el origen.

 

En 1982, Dietrich Mateschitz se enteró de la existencia de las llamadas “bebidas tónicas”, que gozaban de mucha popularidad en el Extremo Oriente. La idea de comercializar estas bebidas funcionales fuera de Asia se le ocurrió un día en un bar del Mandarin Hotel en Hong Kong. En 1984 Mateschitz fundó Red Bull. Afinó el producto, desarrolló un concepto de marketing único y empezó a vender Red Bull Energy Drink en el mercado austriaco en 1987. No se trató sólo del lanzamiento de un producto totalmente nuevo; de hecho fue el nacimiento de un tipo de producto nunca visto. Y ahora Red Bull está presente en unos 160 países. Desde 1987, se han consumido cerca de 30.000 millones de latas de Red Bull, de los que 4.200 millones se consumieron en 2010. La responsabilidad del éxito de la bebida energética número uno del mundo es cosa de los 7.758 trabajadores que tiene la empresa en todo el mundo (en comparación con los 6.900 que tenía en 2009). Red Bull tiene su sede en Fuschl am See, muy cerca de Salzburgo, en Austria.

Este texto de aquí arriba, es un simple “cortaypega” de la página oficial de Red Bull, pero pocas maneras hay de resumir mejor el origen y la posterior “explosión” de los conocidos toritos rossos. 

Bebidas energéticas hay ya infinidad, incluso alguna hay que intenta hacerle sombra, pero la marca austríaca es única, inventó algo nuevo, un nuevo concepto de publicidad. Seguro que en la retina de todos está la de aquel tío que saltó desde la estratosfera, el que se puso un disfraz de hombre pájaro y voló!!, aquel salto más grande del mundo. Detrás de cualquier locura que se te ocurra están ellos, y así empezaron, sigilosamente, poco a poco metiéndose en nuestras vidas hasta llegar a hoy. Empezaron con estos deportes, digamos, locos. Pero hoy día distan mucho de cualquier locura, cada paso quedan, brillan, cada nuevo reto se cumple, se empaqueta, se filma y se vende. 

Organizan el evento, traen a sus propios corredores, pos supuesto con su inseparable gordita en la cabeza, graban el evento y lo venden a las televisiones de todo el mundo, y es ahí donde radica una de las partes más importantes del imperio Red Bull, los derechos por las imágenes.

A parte de todo esto que es simple negocio, cuidan especialmente a sus ATLETAS, tienen centros especiales donde les cuidan en caso de sufrir alguna lesión…

Por si todo esto fuera poco, hay una cosa bastante curiosa de la marca y es la siguiente: ¿habéis visto alguna vez alguna prenda RED BULL, a la venta? Yo no , quitando las de merchandaising de los eventos que ellos mismos patrocinan o las de la F1 o cosas así. Pero olvídate de conseguir la gorra oficial (a no ser que sea falsificada), olvídate de tener esa equitación blanca que luce Josef Ajram porque es imposible. Es ropa que hacen específicamente para sus corredores, y solo ellos son los embajadores de la marca autorizados a lucirlas. Al contrario que su competencia que se ha hartado a vender y en mi opinión “quemar” su emblema por todos sitios.

Todo esto hace que que sienta una admiración y “cariño” especial hacia esta marca, tal vez también porque siempre han apoyado a los deportes digamos minoritarios con los cuales me identificado plenamente. Si lo hacen con afán de ganar más dinero o menos, me trae sin cuidado, el caso es que lo hacen, lo hacen extremadamente bien y encima le ganan, son unos putos cracks y un ejemplo a seguir.

Como bien dice alguno de sus atletas: ” sin Red Bull, creo que mi deporte no existiría”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s