Cronica Quebrantahuesos 2013

Ya estoy con la crónica más esperada por mis miles de millones de fans o fologüers o como coño se llamen los seguidores de un blog. Bueno realmente es alguno menos, pero peticiones tengo, que conste. Los siento por la tardanza, de verdad, pero como no me pagan por hacer esto (aún, demos tiempo), pues he tenido que hacer otras cosas antes. Así que nada, al lío.

Viernes 21 de junio

10:00h.

Me recoge Juan que se ha pegado una buena paliza después de una semana de maniobras militares (los que hayan pasado por la milicia saben de que hablo) y antes de partir nos pegamos un desayuno como un General; caféses, napolitana, tostada de tomate/jamon y zumo de naranja natural. Comienza así la ingesta final de la energía que nos haría falta al día siguiente. Ya con los depósitos llenos, partimos hacia Huesca. El viaje se me hace incluso corto, ya sabéis, risas, cachondeo, redes sociales…vamos que solo paramos a comer algo de pasta por el camino.

IMG_3062

17:00h

Llegada a Sabiñánigo. Describir el ambiente que nos encontramos allí es algo complejo. Es un pueblo, LITERALMENTE, tomado por cislistas, ves coches con bicis por todos lados, es un ambiente que realmente te absorbe y te hace empezar a vislumnbrar o entender el por qué esta carrera se ha convertido en lo que es hoy día.

Lo primero que hacemos es ir a la zona de recogida de dorsales y la verdad es que me esperaba grandes colas, pero NO. En este sentido se ver bastante profesionalidad por parte de la organización, todo fluye rápido y en 1 min tenemos en la mano nuestros dorsales. Después aprovechamos para dar  una vuelta por la zona expo, que a decir verdad parece más “pro” que la de más de una feria de la bici en la que he estado. Se nota que a las marcas les interesa estar allí y el ambientazo en la expo es de 10. Nosotros cogimos los últimos “retoques” en forma de Power Bar por si lo que traíamos no era suficiente para lo que nos esperaba mañana.

IMG_3066

IMG_3065

19:00 Nos reunimos con nuestros anfitriones en el el hotel situado en el precioso pueblo de Santra Cruz de la Serós, a unos 30km del punto de salida. Donde vamos  a dormir gracias al apoyo “logístico” que nos da Carlos (un amigo triatleta que también hace la quebranta por primera vez) y su grupo de entreno/amigos. Gracias a ellos conseguimos lo que parecía una misión imposible, que no es otra cosa que una habitación donde dormir. Y es que en esta carrera como no te espabiles  te tienes que ir a dormir muy lejos de Sabiñánigo porque a la zona le cuesta asimiliar a 10000 corredores más organizadores y familiares. Vamos que esto por lo que he leído revierte en 9.000.000 de € que nos dejamos esos días por la zona. Esto hace una idea de lo que significa este evento para la zona.

Después de instalarnos en el hotel, damos un paseo por los alredores para calmar un poco la tensión que tenemos encima y vemos algunos monumentos de la zona que todo sea dicho es muy bonita y recomendable. Damos los últimos retoques a las bicis, reviso hasta el último tornillo y meto en el maillot toda la artillería que me hará falta mañana. Nunca he corrido 200km con la bici, pero con un poco de sentido común, y la experiencia que aporta unos y otros consigo marcarme una buena pauta alimenticia para el gran día, y memorizar donde está cada producto para no volverme loco buscaándolo al día siguiente.

21.30h

Bajamos al comedor que está “petado”, de locos como nosotros por todos lados jaja. Espaguetti a la bolognesa, pollo al chilindrón y cuajada con nueces. Todo casero y buenísimo pero quizás debia haber cenado un poco antes, porque cuando me fui a la cama todavía lo tenía en la garganta y eso sumado a los nervios típicos de la noche anterior y demás cosas que pasan por la cabeza…hacen que no pegue ojo hasta pasadas la 1:00 de la noche y encima escuchando como todos estos cabrones duermen a pierna suelta que te sienta peor aún, en fin…

IMG_3069

IMG_3076

DIA “D”  22 de Junio El gran día.

El despertador suena muy temprano, a las 04:00 am. Hay que contar con que al ser con el tráfico cortado, la Guarcia Civil de  Tráfico hacer el corte de carreteras a las 06:30 h, con lo que hay que entrar en el pueblo antes de esa hora, sino te quedas fuera !! así de grande es esto. Así que nada, desayunamos las viandas que amablemente nos han confeccionado en el hotel tranquilamente en el coche y nos empezamos a vestir, los nervios empiezan a aflorar. Estamos en medio de un mar de autocaravanas y furgos tipo California (la envida me corroe horriblemente) y todo el mundo empieza ya a “desperezarse”.

sportograf-39526457_lowres

Ultimo trago a un Red Bull, y nos vamos  a la línea de salida, donde nos colamos al principio del cajón de los que no tienen tiempo de años anteriores (el próximo año ya tendremos nuestro cajón !!). Nos encontramos en la salida con un par de pacenses que encima resulta uno de ellos (LUIS) ser de club en el cual estamos federados. Vaya casualidad, así que fotitos de rigor y…chupinazo al más puro estilo San Fermines !! Desde la hora de salida tardo en salir unos 10 min por la gente que tenía delante, pero creo que se tardó en dar la salida unos 50 min. BRUTAL. No te puedes hacer una idea de lo que es ver a 10000 corredores juntos hasta que estás allí.

07:30 Salida. La suerte está echada. A morir.

Nos ponemos Juan y yo a rodar suave, alucinando de lo que es sentirse un corredor del Tour o algo así. Ves que la gente está en la calle a las 8 de la mañana solo para vernos, esto es otra historia. Entramos en la autovía y bueno, la sensaciòn de ir en un grupo de 50 tios o más tirando todos…es indescriptible. Pedes ir a 50 km/h y ni te enteras, no tiene nada que ver con cuando entrenas solo, o entrenas con 5 o 6 personas, la fuerza de pelotón te “absorbe”. Ahora, que también tienes que ir con 1000 ojos, tienes bicis por todos lados y no todo el mundo sabe rodar en pelotón o tiene la sufiente técnica para ello. Hay algunas caídas y muchos sustos y frenazos pero en cuanto la carretera se emipeza a empinar después de pasar por Jaca, se acabaron las tonterías. Las risas y chascarrillos se empiezan a apagar. Comienza la subida a…

Somport.

Hasta el precioso pueblo de Canfranc, la subida es suave, pero  en cuanto lo cruzamos la cosa se pica que da gusto, yo me empiezo a emocionar y subo un poco rápido, quiero estar delante, pero mi fiel escudero Lobo me dice constantemente que relaje, que queda mucho, asi que le hago caso y cogemos nuestro ritmo sin ir a tope ni ir parados. Coronamos con un montón de público que te hace poner el pelo de punta, me pongo el chaleco y los manguitos y comienza lo que a mi me gusta, BAJAR. Nunca había bajado con la bici de carretera a esa velocidad ni tanto tiempo, es una sensación indescriptible. Se me entumen las puntas de los dedos y siento que el frio (4º) entra hasta el corvejón. Pero da igual, los paisajes y los corredores que van a tu lado hacen que se te olvide todo eso y solo DISFRUTES. Yo estaba en una nube. Después de casi 30km bajando sin parar, entramos en un llano alucinante lleno de curvas, rotondas…super divertido. Nos metemos en una grupeta de unos 15 corredores y nos acoplamos a la perfección dando relevos como corresponde sin hacer la garrapata. No es nuestro estilo, no podemos.

sportograf-39424789_lowres

Col de Marie Blanque.

Despues del precioso llaneo que a decir verdad lo pasamos de lujo, llega lo que muchos temían y yo sobre plano no valoraba lo suficiente, no le tenía miedo, la infravaloré. Es un puerto “pequeño” pero que tiene los 4 últimos km a una media del 13% de desnivel que es una pasada. Cuando llevas 1km a ese desnivel y sabes que te quedan 3, es dificil de asumir. En estos últimos 4km es silencio es sepulcral, nadie habla, solo miramos el cambio y el pulsómetro. Un reventón nos acojona a todos, el tio llevaría 14k de presión en las ruedas !!. 1km venga que ya estais !! te dicen desde la cuneta, ultimpo aliento, nos encontramos bien, apretamos y subimos cómodos. Juan se permite el lujo de hacer un caballito en la cima. #postureoquebrantahuesos. La gente amablemente te ofrecen comida, agua, periódicos, esto es una pasada.

Yo me enchufo mi chaleco y manguitos y a volar. En la primera gran curva que se iba a 50km/h mínimo, veo una gran caída, el chaval se queda la cara como un cristo. Fantástico el curro de los voluntarios que avisan de los peligros y que evitan males mayores. Sinceramente creo que la emoción hace que muchos vayan por encima de sus posibilidades y no midan a veces. Hay que trazar muy fino en las curvas, la velocidad es muy alta.

Paramos en un avituallamiento que pacece estar en suiza o algo así de lo bonita que es la zona. Me cojo un gel, como unas gominolas Power Bar, una isotónica y volando a la carretera a seguir bajando. No me gusta parar en los avituallamientos mucho tiempo, ni coger más de lo necesario, que luego los que vienen muy atrás no tienen nada (como asi paso), no hay que tener tanta gula. El caso es que seguimos bajando por una zona de lo más bonito que he visto en mi vida, hasta que llegamos a un llano espectacular donde otra vez nos mentemos en un grupo muy majo, nos ponemos en fila de a uno porque en Francia no esta el tráfico cortado (no lo entiendo). Pasamos un par de pueblos (no me acuerdo de los nombres) y…exámen final.

Portalet. (30km subiendo)

Cuando ibamos en el llano, se ve majestuoso, con las cumbres nevadas. No te crees que tengas que subir hasta allí arriba, pero oye. Subimos.

En este punto ya llevamos unos 140 km en las piernas, pero a decir verdad me parecía llevar 20. Iba ligero, cómodo subiendo. No me cansaba. A mi amigo Juan le estaba empezando a visitar el señor del mazo en forma de pájara. Yo notaba algo raro porque por más que le esperaba, no acababa de coger mi ritmo, y él es un tío fuerte, además de un carretero de pura cepa que a mi me suele dar pal pelo en este terreno. Pero este deporte es así, hoy le estaba tocando a él. No me gusta subir lento porque me canso, asi que lo que hacía fue subir a mi ritmo y esperarle, intentaba darle ánimos. Sé que en algún momento se le saltaban las lágrimas por la rabia. Estabamos allí depues de un año de preparación y se estaba fallando a sí mismo. Portalet le había ganado la batalla, pero la guerra era larga y al cabrón le quedaba algún cartucho en la recámara. Tengo que decir que los paisajes al subir este mítico puerto merecen la pena todo lo que cuesta llegar arriba, la belleza no es comparable con nada que haya visto, y me conozco bien la zona norte de España. Sin esto, esta carrera no sería igual. Es su razon de ser. Paramos en el avituallamiento que está en medio del puerto, me como un sandwich de pavo (creo) un powerade, un plátano y arreando. Juan tarda un poco mas, le digo que tranquilo, que coma y se hidrate bien.

A unos 4km de coronar me descuelgo de Juan para acometer la cima en solitario, ya que me encontraba con mucha fuerza y me quería dar ese placer, asi que bajo piñones y subo a todo lo que doy. En este punto hay un montón de gente animando y parece que te llevan en volandas. Corono arriba y me quedo esperando a Juan, me coloco el kit de volador(manguitos y chaleco) y cuando pasa él nos disponemos a bajar como alma que lleva el diablo. Le doy más animos a Juan, parece que se empieza a venir arriba. Bajar no es lo suyo pero me sigue el ritmo. En un momento dado llego a 84,9 kmh pero la verdad es que el paisaje es tan abrumador que no me doy ni cuenta. Me encanta. Y después de una preciosa bajada larga, llegamos a…

Hoz de Jaca

El último puerto del día, que sí, es pequeño pero tiene una cuesta de cemento en la parte final al 12% cuando ya llevas en las piernas 160km, que hace pupita, y mucha.

Esta parte de la ruta es espectacular, pasas por túneles en los que te cae el agua a 50km/h, presas, puentes, lagos…idilico.

sportograf-39523510_lowres

Juan se viene arriba y después de dejar atras este último puerto, parece que ya has acabado pero NO AMIGO. Te queda una llanura de 30 km donde soplaba el viento de cara que daba gusto. Juan y yo vamos solos por lo menos 10 km dando relevos entre nosotros. Se nos acopla un tío y le decimos “venga, entra a jugar” , nos dice con el corazón en la mano, NO PUEDO CON MI ALMA. Asi que le dijimos, tranquilo quedate aqui detrás y aprovecha. Le digo a Juan que esperemos a un pelotón numeroso que nos esta dando caza, él no quería el cabrón. Se ha venido arriba y estamos en la llanura (su terreno). Quería dar palos sin parar, pero no le dejo, le digo que NO. Esperamos a que nos cojan y ahora sí, esto es otra historia. Nos ponemos en cabeza de ese grupo y empezamos a tirar, tanto que cuando nos dimos cuenta nos habíamos escapado de ellos con otro tio más. Nos ponemos a relevos los 3, pero este calentón no me estaba viniendo bien. Le digo a Juan que esto es absurdo, que esperemos al pelotón, y al final nos dejamos coger otra vez.

sportograf-39448204_lowres

sportograf-39461450_lowres

Nos volvemos a dejar coger, pero esta vez nos metemos por el medio del peloton y encima los cabrones empiezan a acusarnos de no querer entrar a dar el relevo antes. Nosotros antes ya estuvimos un buen rato en cabeza y nadie vino a dar nada, así que aqui me quedo, no entro al trapo más. Además Juan les dijo con razón que los que se estaban quejando no habían entrado ninguno de ellos, solo querían chupar rueda, asi que nos quedamos ahí resguardados hasta llegar a Sabiñánigo, donde a 2km antes de llegar nos ponemos otra vez a apretar para dar un poco por culo y demostrar la fuerza que aún nos quedaba (que no era poca) jaja.

Y como prometimos entramos en meta juntos agarrados de la mano dandonos un gran abrazo al pasar el arco de meta.

sportograf-39450656_lowres

Nuestro objetivo era bajar de las 8h y lo acabamos en 7h 12min. Honestamente creo que podía haber bajado mi tiempo, pero también es verdad que me importaba más llegar con mi amigo Juan que el puto tiempo. Ya habrá mas años y más quebrantahuesos, tal vez en la próxma sea él quien me espere a mi. Lo que está claro es que vendremos juntos y acabaremos juntos.

Ya solo nos quedamos a recoger el diploma acreditativo y la medalla. Del tema logistico..pues deja un poco que desear esta parte de la organizacion, la llegada era un caos y eso que no llegamos tarde. Pasamos de la ducha y de la comida porque nos veniamos a Badajoz y no estábamos dispuestos a esperar colas kilométricas. Entiendo que éramos muchos, pero bueno, algun fallo tenia que haber.

La quebrantahuesos dio mucho más de si, y lo he resumido lo que he podido, aunque pedazo de tocho me ha salido.(pareado)

Solo me queda decir que ahora entiendo lo que mueve esta carrera y por qué, que gracias a todo el mundo, voluntarios, publico..puedo decir que me ha encantado, que volveré y que todo ciclista deberia correrla una vez en la vida, por lo menos. Eso seguro.

Dedicado a mi padre que no me pudo verme acabar este proyecto, y a mi hija que está a punto de venir al mundo.

Anuncios

2 comentarios en “Cronica Quebrantahuesos 2013

    • Muchas gracias por leer y dejar tu comentario. Ya sabes como buen boggero lo que te anima eso a seguir.Me apunto tu crónica y tu blog para seguirlo. El año que viene compartimos cajón. A ver sí nos vemos. Un saludo !!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s