Crónica I Maratón Cristo del Risco.

Captura de pantalla 2013-09-17 a la(s) 08.20.56

 

Bueno pues aqui estamos una vez más para contar lo que pasó el domingo en la localidad de Sierra de Fuentes. En la cacereña localidad se dio cita la flor y nata de corredores de XC de la región. La cita era imporante en el calendario de muchos atletas porque se decidían en un día los campeones de Extremadura que irían a los Ctos de España de la especialidad de Maratón.

Así que allí me encuentro con mi inseparable e incansable amigo Juan Jose Rico (Lobo) dispuestos a dejarnos la piel sobre aquellos caminos. Bueno a decir verdad Juan no quería darlo todo, porque siguiendo su enorme progresión y de este año y siguiendo con su plan de hacer las carreras más importantes del panorama nacional y ponernos a todos con los dientes largos, el tío se va a correr la ION POWERADE MADRID-LISBOA. Ahí es nada. Así que él estaba un poco “reservón”, no quería caerse ni fatigarse en exceso.

Yo con el nacimiento de la niña y varias cosas más he tenido un par de meses de locos, sin tiempo para nada, así que me encontré en la línea de salida para hacer un papel digno, pero principalmente para hacer la carrera junto a Juan y apoyarnos los dos en lo que podamos.

Pero esta vez los planes se irían bien pronto al traste. Se hace una salida neutralizada por la calles del pueblo, pero vamos, que se iba a bastante buen ritmo. Cuando cogemos los llanos de Sierra de Fuentes, se da la salida “oficial”. Se crean tres grupos, uno con Pedro Romero, Alejandro díaz y un corredor más de Bicicletas KM0 que no sé quien es. Como digo se van ellos tres, después se crea un grupo de unos 20 corredores, que van a fuego. En un principio y visto mi estado de forma, me quedo entre dos aguas, entre el grupo perseguidor y ya el resto de gente que va en fila india intentando encontrar su sitio. Pero me da un no sé que y pego un zapatazo a ver si puedo, y me cuelo en este grupo. Me pongo a rueda de mi amigo Juan Antonio Perera y me quedo un rato ahí, recuperando del esfuerzo de alcanzarles. La cosa se empieza a poner muy rápida, no veo a las pulsaciones que voy ni la velocidad, ya que el polvo que levantamos me tapa la pantalla del cuentakm, pero empiezo a estar agusto, se sube el ritmo y sigo ahí, eso sí, tampoco doy la cara, me quedo siempre atrás resguardado del viento, prefiero ahorrar fuerzas ahora. Depués de estos 10km a fuego, entramos de nuevo en el pueblo para enfilar ya lo que sería la primera gran rampa de la jornada, la subida a la ermita. Una rampa de cemento de unos 4 km que se me hace eterna, parecía que nunca llegaba arriba, me alegra recibir los ánimos de Alicia en un momento de la subida (como anima siempre la tía) y ya en este punto se empiezan a marcar las diferencias y me empiezo  a descolgar. No fue tampoco un bajón repentino, pero el suficiente para empezar un hueco que luego sería insalvable.

 

541796_222518307906684_696151232_n

 

Después de esta subida de asfalto, llegaría mi primera alegría, una bajada muy técnica por un sendero de piedras y raíces que me encantaba, ahí paso a algún corredor, y alguno que pides paso y no te dejan, no sé por qué, supongo que habrá gente que en las bajadas se pone tenso y no están para apartarse (pensando bien)…el caso es que después del precioso sendero, se sigue por un camino. Me pongo al lado de Ángel Antonio, de Avanzamos Ciclismo-Pelín. Sé que es de la zona y le pregunto, oye quedan muchas cuestas como esta?? me dice – como está?? queda todavía mucho peor, así que regula y poco a poco que esto es muy duro. Así que le hago caso, me pongo un rato a su rueda, y nos damos unos relevos. Como solo llevaba un bidón y estaba aprentando el sol que daba gusto, me tengo que parar en un avituallamiento, cosa que me hace perder un tiempo y que se me vaya el grupo que tenía, al que más tarde cogí en la gran subida al Alto de los Hornos, donde me encontré que todos los que allí estábamos subíamos a pie. Otra cosa era imposible. Después de esta gran subida, ya se puede decir que has terminado la vuelta, porque salvo una pequeña subidita, estás en el pueblo ya.

Me dispongo a dar la segunda vuelta, cuando al levantarme en el arco de meta, noto un calambre en la pierna izquierda. PELIGRO. Me meto en ese debate interno que solemos tener todos los que hacemos deportes de fondo y pienso varias veces en bajarme de la bici, al ser a dos vueltas, sabia el infierno que me esperaba… Finalmente decido ir hasta donde mis fuerzas me lo permitan pero ya puesto en modo diesel. Intentando no bajar mucho el ritmo. Cuando llevo algo más de media vuelta me da un calambre más fuerte, intento subir la pierna para cogerme la punta del pie y tirar para estirar el cuádriceps, pero ERROR !!! al hacer fuerza para subirla, me da un tirón como si se me montara un músculo que me causa un dolor terrible. Me paro y estiro ya bien esta pierna, esto solo me hace perder 10 segundos, fuer rápido.

Ya en la segunda mitad de la segunda vuelta, me encuentro mejor, controlo los movimientos de la pierna para que no me de ningún arreón más y consigo ponerme otra vez a tono. Después de la zona de la fiesta “rave” que estaban montando unos tíos, me vuelvo a encontrar con Ángel otra vez, me dice que le pase, que va un poco tocado en la subida, así que paso y sigo subiendo a buen ritmo. Me después de la bajada me paro otra vez en el avituallamiento, me como una rodaja de melón y un plátano, isotónica y marchando. Ya son cai las 2 de la tarde, el sol pica y el hambre también, las fuerzas ya flaquean. Pero bueno saco de donde no hay para subir de nuevo a los Hornos (espero que para el año que viene quiten esta subida), y ya bajando me puedo relajar un poco y coger fuerzas para lo que queda que ya es casi llano. En esta zona me vuele a pasar Ángel ( que hemos ido casi todo el camino juntos) y ya no le cogería hasta la meta. A pesar de aptetar bien y con fuerza los últimos 5 km y por la zona del carril bici  donde literalmente iba a todo lo que daba, ya no se podía hacer nada, tenía un grupo de unos 4 corredores que iban todo el rato delante mía, pero por más que apretaba, no los cogía.

Por fin entro en meta con un tiempo de 4:49:53 creo que quedé en el puesto #11 pero no estoy seguro hasta que vea la clasificación oficial. Se me ha hecho pesado y duro, sobre todo psicológicamente pensando todo el rato en la cuesta imposible de subir. Pero contento de que mi mente haya ganado otra vez la batalla a mi cuerpo. el recorrido me ha encantado, solo quitando esta última cuesta (por considedarla innecesaria) el resto es digno de Cto de Extremadura. Tiene pista, sendero, triealeras… la zona es expectacular y muy cerca de la Cáceres, perfecta para irte a entrenar cualquier día si vives por allí.

Cositas:

* En primer lugar quiero felicitar a la organización, que para ser la primera que hacen (o eso creo) les ha quedado muy bien, bien marcado el circuito, animando en cada punto que estaban y muy especialmente toda mi admiración para las mujeres que estaban en los avitualllamientos. Con una paciencia infinita y mucho cariño, nos trataron genial. Con la bebida bien fresquita y hasta la fruta pelada, en fin que era como llegar a un oasis. Incluso a veces con las prisas se me olvidó rellenar el bidón y ellas te lo cogían y lo hacían por tí, en fin que un 10 para ellas.

* Cuando llego a meta me encuentro con que un gran amigo, compañero de carreras, de algún entreno y un tio entregado al ciclismo y al deporte, además de una muy buena persona ha quedado CAMPEÓN DE EXTREMADURA. Que no es otro que Juan Antonio Perera Ortiz,  nos va a representar en los Ctos de España de Maratón con la selección Extremeña. Me alegro tanto por él como por su inseparable Alicia, que sé que para ella fue algo especial también, pues los dos comparten muchos entrenos y muchas horas sobre la bici. Hay veces que la recompensa sí llega, y a Juan le ha llegado en  el que para muchos ha sido el circuito más duro de la temporada, y es que

“LOS PUESTOS DE MAYOR RIESGO Y FATIGA SON LOS DE MAYOR HONOR” .  No digo más.

Enhorabuena Juan, TE LO MERECES.

* Lo siento Lobo por dejarte “tirado”, pero tú te vas a desfogar la semana que viene en la Madrid-Lisboa, entiéndelo tío. Y muchas gracias por los calcetines Assos que me regalaste antes de la carrera. Muy guapos.

* Cada vez me gusta más el ambiente de las carreras en extremadura, es como una pequeña familia en la que todos se conocen, lo malo es que ya se conocen tanto que se sabe como es y como va cada uno, habrá que intentar romper la hegemonía de algunos jaja… Reto para la temporada que viene.

* De momento solo tengo estas fotos, pero me consta que había un montón de fotógrafos y que conseguiré más, ya las iré poniendo si merece la pena alguna.

 

Para muchos este es el fin de temporada, para mí no, como he tenido un año muy atípico e irregular, intentaré correr alguna carrera más antes del parón invernal, que no será un parón del todo y ya dentro de poco empezaré a hablar con el entrenadora para preparar la temporada que viene, que el gran reto será la programación en sí.

Anuncios

Un comentario en “Crónica I Maratón Cristo del Risco.

  1. Pingback: Novedades… | angelcarron80

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s