Crónica Titán Villuercas 2015.

Bueno pues ya estamos aquí, parecía que no iba a llegar y ya estamos delante de las teclas, con las piernas casi recuperadas e iniciando ya los entrenamientos para los siguientes eventos que tocan. Ahora es, otra vez, tiempo de XC.

Cuando crucé la meta en el maratón de Serradilla pensé…”no corro un maratón de esta distancia en un tiempo”, pero que va, cuando pasan unos días y el cuerpo empieza a recuperarse, la mente hace o propio. Y al final in extremis, (eh César), me inscribo en la Titán, sobre todo porque es el evento ciclista más importante de la región, porque es Open de España y sobre todo porque quiero comparar mi tiempo con el del año pasado.

Crónica

Me levanto muy pronto, sobre las 6, tengo una hora de camino pero la experiencia me dice que hay que llegar con mucho tiempo a este tipo de eventos con tanta gente, por lo que pueda pasar, y menos mal !! Al llegar a Logrosán me hacen aparcar en un parking a la entrada del pueblo, me parece algo lejos pero no sabía que tanto. Dejo el coche y me voy andando a hacer la inscripción pero a mitad de camino veo que no me da tiempo a ir andando y me vuelvo a por la bici…los nervios ya empiezan a aflorar. Por lo menos veo la salida de los que hacen la ultra con mis compis de equipo Kiko, Pepe, Lolo, Fernando y Ortega que han sido los valientes que han decidido tomar parte en esta distancia…que locos !!

Finalmente después de dos buenos sprints que me van bien para darme un calentón antes de salir, consigo ponerme en la cola y coger la bolsa de corredor con el dorsal.

Después del CAOS de los cajones de salida, me coloco como puedo en la parrilla y ya estamos esperando a que den la salida con los nervios típicos. Veo a gente encima de la acera cuando de repente suena la taca de petardos !! es la salida ?? si ?? no?? pues nada, nos vamos a todo gas. Salida neutralizada que de eso tiene muy poco, la usamos para poder coger algo de aliento mientras adelanto posiciones a buen ritmo. Cuando abandonamos la carretera y entramos en el camino empieza lo serio. Lo que más temía desde el año pasado eran los primeros kilómetros donde yendo en cabeza de carrera, la mezcla del ritmo brutal con el POLVO que se levanta, hacen muy difícil la visibilidad del suelo, lo que lo hace muy peligroso. Vas inmerso en una nube de oscuridad, en ocasiones se suceden los parones y los gritos por los nervios y el peligro de no poder maniobrar ante cualquier sorpresa.

IMG_7655

10426528_633046850163279_2688339763755979599_n

Cuando el pelotón se empieza a estirar, aumenta la visibilidad y puedes empezar a ver donde estas y lo que te viene por delante, que no es poco. Yo voy a buen ritmo, pero sin pasarme porque sé lo que viene ahora.

Nada más dejar atrás los primeros llanos y bajadas, la carrera te sorprende con una primera subida que pone a todo el mundo en su sitio. Yo ahí me quedo un poco, no quiero forzar porque tengo malos recuerdos del año pasado y este año quiero ir con mas cabeza. Pero la verdad es que la primera rampa se me hace incluso corta, me acordaba del año pasado dándome Porfi ánimos para seguir subiendo y ver como se me iba. Este año estaba siendo muy diferente y a mitad de subida pego un apretón y subo con más fuerza, tanta que cuando me doy cuenta ya estoy arriba para coger el primer vasito de agua en el avituallamiento e iniciar la bajada por un sitio diferente al año pasado ( he echado de menos esta bajada más técnica y divertida!!), pero también se agradece el “descanso” que te da el ir por una pista forestal muy cómoda. Cuando empezamos a ascender otra vez, me pilla Jose Barroso de la Grupeta 9.30 y otro chico del equipo +Pulsaciones. Nos ponemos a tirar los 3 hasta llegar al pueblo de Solana donde me están esperando Sandra y Domingo para darme ánimo que se agradecen, la verdad.

11255810_10206516433290949_983635853990294003_n

En este pueblo se coge un sendero muy chulo de subida con varias zonas mu técnicas. Me quedo algo pinchado en algún tramo por gente que tengo delante que van andando y se me pierde el grupo, pero  cuando nos ponemos a subir los cojo de nuevo. Vamos a muy buen ritmo. En la subida cogemos también a Rubén Guzmán del Bicis Contador, que también se une al grupo y nos vamos juntos hasta llegar al temido (por mi) Valle de las Viejas. En esta ocasión llego bastante mejor que el año pasado de fuerzas, pero cometo un pequeño error, no como antes de subir por no perder el ritmo que llevamos y durante la subida me entra hambre. Intento comer un par de veces, pero el camino tan pedregoso y angosto a veces, no me deja hasta que desisto de intentarlo más hasta que llegue arriba. El grupo se me va un poco cuando coronamos. Yo me pongo a comer una dos barritas y un gel que me saben a gloria, pero me lo tomo con algo de calma y me quedo algo solo. De lo que sí voy jodido es de agua, necesito un avituallamiento ya. Y antes de llegar a la bajada de Guadalupe, aparece un pequeño oasis con napolitanas, acuarius, agua…en fin que me cojo una naranja, bebo Acuarius, lleno bidones y pego un muerdo a una napolitana que no puedo resistir !!!

Se inicia la parte que más me gusta del recorrido, la bajada hasta el pueblo de Guadalupe que la verdad es una pena que no pase por el centro, porque suele tener ambientado los domingos… En la parte final de esta bajada me vuelvo a encontrar con mis animadores particulares jaja y es un punto de inflexión para mi porque en este punto el año pasado me empezaron los calambres y el mal cuerpo. Ahora me encontraba mucho más entero. La subida de las viejas me había dejado algo tocado pero estaba bastante bien. Ahora empieza una parte un poco aburrida con camino ancho con dos pequeás “púas” que se hacían duras por la de km que llevábamos en las piernas. En este punto me pasa Carlos Pizarro del Recambios Antolín que viene haciendo la Ultra pero aún así lleva un ritmo increíble, finalmente ganó. Enhorabuena.

20150517_092419

Aunque me encuentro fresco( fresco por decir algo, porque hace un calor INFERNAL), no quiero fliparme porque sé que queda aún una prueba por pasar, la subida del desfiladero nos está esperando. Inicio la subida con poco ánimo pero mucha fuerza pensando en que después de esto ya queda muy poco. Recuerdo el año pasado hasta pararme en alguna barandilla de madera a coger algo de aire, pero ahora no es así. Estoy mucho mejor y subo a ritmo contínuo. Me encuentro otro corredor en la subida y le digo si quiere que tiremos juntos…me dice que va roto, que tire yo, así que nada, sigo, corono y me encuentro con una zona que me es familiar…si estoy en el circuito de xc de Cañamero !! buenos recuerdos de este sitio. Desde aquí iniciamos la bajada al pueblo, el cual este año se coge por el centro, lo que me parece un acierto. Después de callejear un poco salimos por un camino divertido y vas a un puente que tienes que bajarte de la bici y subir las escaleras a pie. En este punto adelanto a otro ciclista de mi categoría. Al entrar en Cañamero había un avituallamiento en el que no paré porque tenía agua y no me entraba nada más, me había entrado un dolor de estómago considerable, no sé a cuento de qué. Pero aún así, estaba muy bien de fuerzas y como decía, después del puente peatonal viene un tramo de carretera y luego una pista con la última ascensión del día. Desde lejos la estaba maldiciendo a la pobre, que culpa tendrá ella de que la colocaran allí. Pero de nuevo la subo sin mucha dificultad  y encaro ya la última bajada que va seguida de unos llanos súper rápidos y divertidos en los cuales me encuentro pletórico. Hago los últimos 15 km a un ritmo increíble, adelantando a mucha gente que iba ya algo tocada y sin notar en mi cuerpo el más mínimo atisbo de cansancio. La meta está cerca y mi reto de bajar las 6h también me empujan.

11295673_828135520594145_3267432035109237364_n

Al final entro con un tiempo de 5h.34 min. Casi media hora menos que el año pasado, peor no solo eso. No solo hay que mirar el tiempo. He tenido que comer menos, beber menos, no he tenido calambres, no he notado cansancio extremo en ningún momento y he llegado muy entero a la meta.

Todo esto hace que veas la carrera de una forma o de otra, según como estés de forma, por ello es importante ENTRENAR !! y hacer las cosas bien, pero sobre todo hacer cosas acorde a tus posibilidades para luego no llevarte un buen chasco o cogerle hasta manía a la bici…

Finalmente entro 19 élite y 53 de la general, que para ser Open de España no esta mal pero…

¿Estoy contento? Por el texto puede parecer que sí, pero NO. No quiero tener ese momento como tuve en la subida a las Viejas, quiero estar los 118km a tope. Hasta que no se consiga eso, no pararé, así que ya sabes César, te espero el año que viene para ir a por las 5h.

Cositas

* Quiero primero dar mi enhorabuena a todos los que componen el Staff de la Titán, con César del Alma a la cabeza, pero sobre todo a todos los voluntarios que están en los avituallamientos, en cada cruce…sin ellos este tipo de eventos sería imposible. También a toda la gente que te anima en los pueblos por los que pasas. Ambientazo. La gente de los avituallamientos es tremendamente amable, comprendiendo además que llegamos muchas veces con nervios y cansados y no sabemos a veces ni lo que hacemos, tienen una paciencia infinita, gracias todos ellos.

* Hablando de los avituallamientos, para mi perfectos, ni un pero. En casi todos había líquido y algo sólido, naranja, plátano…todo fresquito y muy bueno además estan en bastantes sitios y bien situados.

* El recorrido ha tenido pequeños cambios que para mí han sido acertados, quizás el primero de ellos que ya no baja por el camino técnico hasta Berzocana me gustaba más el de antes, pero sé que el dueño de la finca no ha dado permiso, así que nada…poco se puede hacer ante eso, aún así me ha gustado bastante la ruta. Lo más divertido sin duda la bajada a Guadalupe.

* Un gran fallo que he visto, como dije al principio del post, desde donde dejas el coche hasta la zona 0 había por lo menos 1km o más… Un paseo muy grande si vienes con el tiempo justo o con el tiempo normal. Entiendo que se habrá hecho para no  colapsar el pueblo de coches, pero no es de recibo porque se necesita ir al coche para muchas cosas y estando así te resulta muy incómodo. Yo si no llego a ir a por la bici, no llego. Y después para las duchas igual, tendrías que dar dos viajes largos. El año pasado estaba mucho mejor planteado.

* Tampoco entiendo como se forman esas colas en la zona de dorsales. El año pasado fue muchísimo más rápido. Ultimamente siempre hay problemas con las listas, gente que no está, que si la licencia la tengo en el coche…La verdad es que vaya coñazo lo de la licencia física. Vamos a ver si la federación algún día se pone las pilas porque vaya tela.

* Y el otro gran fallo que en este caso no parece que sea culpa de la organización es la que se lió en la salida, porque fue gorda. Nos empiezan a colocar en los cajones de salida por categorías. Estaban mal marcadas y no había sitio en el lateral para meter a todo el mundo. A los élite nos iban llamando por nombre y nos íbamos colocando en la parrilla. Había muchos a los que no les había dado tiempo a llegar (por la lejanía de salida) y se tuvieron que poner detrás, había muchos máster 30 que estaban fuera de la recta de salida cuando sonó una traca de petardos que simplemente daba la salida de la “fiesta” pero no de la salida oficial, pero eso como lo podemos saber?? deberían haber dicho que marca la salida. Así que salimos a toda ostia y claro, los demás detrás, ya no había nada que hacer para parar la marea y se da la salida con mucha gente sin estar preparada. Vamos que fue un caos. Realmente no creo que el resultado final cambiara mucho pero no es de recibo en un Open de España. Por cierto que la amabilidad de los jueces brillaban por su ausencia.

* La parte final de duchas y comida…para mí de lujo. El agua estaba fría pero daba igual, y los macarrones con carne y el gazpacho estaban increíble de bueno, o eso me lo parece a mí. Y al la gente que pregunté.

Captura de pantalla 2015-05-20 a las 21.49.29

Por lo demás, la carrera dio mucho más de sí, como siempre, pero no puedo hacer una crónica de 3h de lectura. Ahora a centrarme en las pruebas que me quedan del calendario de XC. Esta semana descansamos, que nos viene bien para cargar las pilas y seguir entrenando a tope.

Nos vemos en Trujillo, y a ver si saco tiempo para otros post que no sean crónicas, no??

Enhorabuena a todos los que hicieron posible el mejor y más grande evento de mtb en Extremadura y gracias a mi mujer que se pegó un madrugón para ir conmigo a animar en cada zona que podía !! Hacemos buen equipo.

Anuncios

5 comentarios en “Crónica Titán Villuercas 2015.

  1. Buenas noches.
    Podria contactar contigo si eres tan amable Y no es mucho problema a traves del correo para comentar el tema del entrenamiiento que has llevado a cabo…..pues mi idea es para el aňo que viene hacerme una buena programacion Y llegar en buena forma para hacer la ruta y bajar de tiempo Y sin sufrir.
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s