Crónica 4 lobos y 3000 buitres

 

 Fábula del toro y su hijo.

 Estaba un toro con su pequeño retoño en lo alto de la colina divisando el extenso prado que en el que se encontraban. De repente el hijo le dice:

– mira Papá, mira cuantas vacas.¿ Por qué no vamos corriendo y nos tiramos a una?

– y el padre le dijo, no hijo. Espera, vamos poco a poco, en silencio ¡y nos las tiramos a todas!!

Así que…ten paciencia y sangre fría.

Y bueno, esta chorrada de cuento viene al caso porque en Serradilla usé un poco esa táctica, y me salió medio bien. Y digo medio porque podría haber estado mejor, pero bueno…al lìo.

Tenía ganas de que llegara ya este día porque quería hacerlo bien aquí. El año pasado vine por primera vez y tanto el recorrido como la organización me encantaron. Así que era una de las que tenía fijas enel calendario. Además todos los que componen el “staff” con Cándido a la cabeza son encantadores y te transmiten eso o en cada cosa que hacen. Pero sobre todo iba a estar otra vez detrás de la cámara Nerón Rodríguez y claro…en esa foto hay que salir ¡!!! Que no que es broma…pero es verdad que es un buen añadido a la prueba.

Vamos al lío

El caso es que me coloco en la parrilla de salida. Como no hay un millón de corredores, aunque me coloco un poco atrás, puedo remontar rápido tras la salida y me pongo enseguida en el grupo de cabeza justo antes de salir del pueblo y de que se abra gas de verdad.

Quiero estar bien adelante, tanto para coger buen sitio, como para evitar posibles caídas, ya que recordaba que después de los primeros llanos, había una zona de bajada muy rápida en la que conviene estar lo más alante posible. Así que ahí estoy.

_MG_1092x.jpg

Después de una curva muy cerrada hacia la izquierda (y muy empinada también) en la que me quedo un pelín descolgado. Ese pelín es el suficiente para que Trujillo, Antonio y algunos más, metan el turbo y …o estás o no estás. Las piernas me arden y decido bajar un poquito el ritmo. No los pierdo de vista, pero se me empiezan a escapar. Comprendo enseguida que hoy no estoy para ir en cabeza al ritmo que se está yendo y con lo que quedaba por delante. Así que decido hacer “mi carrera”.

Después de una zona de de “adoquines” o de calzada romana, llega la primera gran subida en la que me adelantan dos chicos de Vetón Bikes que luego marcarían un poco mi carrera de hoy. Veo que por detrás vienen Dani, Javi y Roberto Pérez ( Kilómetro0) y también José Barroso (Grupeta 9.30) los cuales se ponen a tirar como locos y yo con ellos. Empiezo a venirme arriba.

Ahora viene una zona de bajada ancha y después empiezan una de las partes que mas me gustan del recorrido, con unos senderos espectaculares que discurren por el corazón del Parque de Monfragüe tanto de bajada como de subida y tienen de todo. Un poco de roca resbaladiza, un poco de agua, un poco de toooooo.

En este punto el grupo se estira porque solo cabe una bici, y me quedo al final disfrutando del recorrido.

Después de pasar una zona con sube y baja muy dura, se llega a otro sendero de bajada espectacular que daba un puente. Solo por las vistas que tienes y el sendero ya merece la pena venir hasta aquí. Además que es una bajada que tiene su parte técnica y esta muy guapa.

Dice el cartel que en esta zona hay 4 lobos y 3000 buitres…pero yo no veo na. Madre mía que velocidad llevamos. En este punto cogemos a los dos chicos del Vetónbikes que están rodando juntos. Aprovecho para dar un pequeño palo en la subida y me voy con ellos, incluso los adelanto, pero enseguida me cogen. Les pregunto qué categoría son, me dicen que uno élite y otro máster… Así que me pongo detrás del élite y comenzamos a a tirar a un buen ritmo. Pero no nos entendemos. Ellos llevan su ritmo y yo soy un “intruso” que está ahí metido, así que después de una larga en la que vamos juntos, en la subida los dejo irse. No tiene sentido andar ahora pegándonos estos palos cuando llevamos unos 50km y nos quedan 40 por lo menos. Así que los dejo ir peeeero, los tengo siempre a una distancia prudencial. Todo esto porque tengo el presentimiento de que no ando mal clasificado y ya el año pasado hice #4 en esta carrera por pensar “bahh que mas da, que se vaya, total un puesto más o un puesto menos…

_MG_1549xxx.jpg

Pero como decía no quiero que se me vayan mucho y aún así, después de pasar una zona preciosa de dehesa extremeña, llegamos al pueblo de Mirabel. Donde ya sí los pierdo de vista y además tengo un pequeño bajón moral y físico. Miro la montaña que tengo delante de mí cuando dejo atrás el avituallamiento en el que cojo agua y digo…madre mía la que me espera y tengo las piernas como dos columnas de mármol.

Saliendo del pueblo el camino pica para arriba que da gusto. Le pregunto a una pareja que estaba en la puerta de su casa…oiga ¡! Este camino tiene pinta de duro no?¿ me dicen BUUUUUU mucho. Pa que pregunto na´!!

En fin que después de estar un buen rato subiendo, parece que me voy encontrando un poco mejor. Me tomo un gel y cojo un poco de aire y parece que me voy encontrando mejor. Cuando queda poco para coronar, hay una familia haciendo senderismo que se ponen a animar un montón… la verdad que hacía falta. Después de un buen rato subiendo, me encuentro con un cartel que me sabe a gloria, BAJADA PEDREGOSA. Me da igual como sea, es bajada, pero la realidad es que era cansada por ir evitando en todo momento las piedras más gordas para no reventar la rueda. Cuando llego abajo me encuentro con un valle precioso y a Barroso que lo tengo pegado a los talones. Pero parece que viene fuerte y le dejo pasar sin más. Sin luchar la posición, siguen quedando aún muchos km para hacer ahora exibiciones. Además no podía. Simplemente me limito a seguirle a cierta distancia. Pero, eso sí, antes de dejarle ir le pregunto si corre en élite (por el dorsal) me dice no tío, máster30. Le digo ¿como vas? Me dice creo que voy 4 al igual que tú. Joder, ahora me jode no haber luchado un poco más la posición con los dos chicos del Vetónbike.

Llegamos a un avituallamiento y veo un poco a lo lejos a la pareja de corredores del VetonBikes que parece que van algo menos “frescos”. Ahora sí tengo una motivación y empiezo a apretar. Me sorprendo de lo bien que voy, estamos entrando en el km 70 y ahora empieza mi momento, o eso creo. El caso es que en unos 3-4km paso de tenerlos en el punto de mira a cogerlos. En ese momento pienso que si hago las cosas bien puedo estar en podio, así que me quedo un ratito a rueda sin “avisar” de que estoy ahí (recuerda el cuento del toro y su hijo) pero Barroso y yo empezamos a hablar. Ya hemos hecho algunas carreras juntos y nos entendemos bien. Decidimos lanzar un ataque donde hay que hacerlo…subiendo ¡! Aprovechamos un momento de esos que parece que no va a pasar nada…pero pasó.

Nos ponemos a tirar fuerte y veo que no nos siguen, apretamos más. Yo noto en mi pierna izquierda un pinchazo, preludio de algo que no me gusta nada, se avecinan calambres ¡! Había hecho un esfuerzo muy grande para cogerlos y ahora otro para dejarlos atrás, y empezaba a pagarlo. Pero el caso es que sigo como si no tuviera nada. En un momento miramos los dos para atrás y me dice Barroso, – relaja un poco que ya no vienen -le digo no te confíes que estos andan. Total que yo no me fío y sigo apretando hasta que llegamos al último controlo de dorsal. Me vuelve a decir que podemos aflojar, pero yo no me fío y después del control aprieto otra vez. En la última mirada hacia atrás, me había parecido verlos y no quiero que esto se me escape ahora.

Empezamos a subir una cuesta muy empinada que la recordaba más dura el año pasado, estaré más fuerte este año jaja. EL caso es que al coronoar, tenemos otra vez a los dos pegados al culo, le digo a Barroso, ¿ves?.

Entonces ya le digo que yo me la juego a una carta. Voy a tirar con todo lo que tengo. Así que se pone a mi rueda y empezamos a tirar como locos. Nos vamos dando una especie de relevos, y parece que esto se acaba, pero nos queda una cuesta de la que me había olvidado, pero que solo de verla ya te deja KO.

Yo sigo pensando en no dejar pasar la oportunidad que estoy teniendo y más con lo que he luchado, así que vuelvo a apretar y ahora sí, me quedo solo. Mi compi se va quedando atrás y veo a lo lejos que Luis Ricardo Redondo, del Vetonbikes está apretando para intentar cogerme y ahora sí que meto el turbo. Ya solo queda una gran subida que se hace eterna y una bajada hast el pueblo. Os puedo asegurar que esos 3 últimos kilómetros de subida fueron infernales. Me falta el aire, las piernas me arden pero los calambres han pasado, así que no dejo de apretar. Parezco una olla express a punto de estallar.

Pero por fin veo desde lo alto el pueblo de Serradilla…dios es como ver un oasis. Casi no te lo puedes creer. Empiezo a bajar por un descenso súper divertido y después de callejear un poco, llego a la meta muy contento con mi rendimiento pero…

_MG_1608.jpg

El juez me dice que he entrado en #6 posición élite. Vaya bajón.

Me he dejado la piel literalmente durante 92 durísimos kilómetros. Haberlos aguantado a ese ritmo para mí ya es un premio, la verdad, pero me hubiera gustado que la lucha se hubiera traducido en algo más. En fin, así son las carreras.

Poco después de mí entra Barroso en #3 posición M30. Él si ha pillado “cajón” y me alegro un montón porque se ha repuesto rápido de la fea caída que tuvo en Montehermoso demostrando que es un luchador y sobre todo un gran amante del ciclismo y de las carreras. Seguro que este año dará más sorpresas.

Y bueno hasta aquí la crónica. Por mi parte estoy contento con el rendimiento y no tanto con el resultado, sobre todo cuando me había hecho ilusiones y lo había dado todo.

Y aquí dejo una idea para programadores o los que se dediquen a esto…¿para cuando una aplicación o alguna cosa para poder saber en que posición vas en carrera? Yo creo que estaría muy bien y sobre todo ayudaría mucho al corredor.

Cositas 

  • Lo primero dar la enhorabuena ta la organización de la carrera, me consta que al Ser Parque Natual han tenido que batallar mucho para que las bicis puedan andar por ciertas zonas. Que digo yo, que no será para tanto unas bicis. Luego connstruyen campos de golf donde les dá la gana y aquí paz y después gloria. Pero el caso es que al ser primavera y época de cría el buitre, pues ha sido un calvario.
  • Una vez más, un 10 para todos los voluntarios que había en los, creo que 8 avituallamientos jalonados por le recorrido. En el que paré me sirvieron el agua súper rápido y con una cara amable siempre. Realmente sin ellos sí que sería imposible la carrera. Se vé que el pueblo se vuelca al 100% con el evento.
  • Otro 10 para todos los corredores de las marchas cortas que se apartarban e incluso muchos te animaban y además muchos por mi nombre…no saben a veces que bien vienen esos ánimos.
  • Acertadísima la salida de corredores por tiempos. Primero los de la marcha larga y después los de la corta y cicloturistas. Así ningún problema y se sale del pueblo con más tranquilidad. Creo que debería ser la tendencia a seguir.
  • PERFECTA la señalización en todo momento: Km a meta, subidas o bajadas peligrosas, incluso mensajes de motivación al termnar una rampa ¡! De verdad todo muy currado
  • El recorrido sigue siendo espectacular, pero el año pasado me gustó algo más. Quizás porque al ser dos vueltas, se pasaba por una zona de sendero que me encataba y que ahora sólo pasamos una, pero está claro que al tener que hacer 90km en línea, algo se iba a resentir. Aún así no se hace nada pesado y es uno de los recorridos que más me gustan del calendario. Las zonas que transcurren por bosque son también espectaculares. A veces parece increíble lo que tenemos en Extremadura.
  • Nuevamente un acierto para mí poner una “línea de comida” nada más acabar la prueba, para no marear a la gente yendo a otro sitio y perdiendo mucho tiempo en eso. Es verdad que a veces apetece sentarse y charlar sobre las batallitas alrededor de una buena comida, pero también otras apetece terminar, comer y hacer algo mas rápido. El bocadillo recién hecho calentito de una especie de chistorra o chorizo estaba…puffff
  • Las duchas más frías que un témpano de hielo. Agrrrrrrrrrrr Menos más que hizo un día increible.
  • Las fotos que nos hizo Nerón Rodríguez son otro de los atractivos de este evento…simplemente espectaculares. Ya habéis podido ver alguna mía y de hecho el banner que encabeza el blog ahora también es cosa suya…Que arte ¡!!!

Bueno, por mi parte, ya digo que es una fija en mi calendario, espero que consigan seguir sacándola adelante porque además me tratan genial siempre. Es ya una de las que considero que “corro en casa”.

Un saludo y a ver si subimos algo que no sean crónicas… El blog sigue en proceso de cambio y he vuelto a la imagen anterior…Creo que para mi concepto de blog es más acertado…pero bueno no se descartan cambios jaja..

Esta semana hay descanso de carreras. La verdad es que me viene bien y me hacía falta. En el momento de escribir esta crónica, todavía no estoy recuperado del todo…pero VOLVERÉ !!

PD: en esta ocasión las vacas corrían mucho y tanto el padre como el hijo se quedaron a dos velas jaja.

Anuncios

2 comentarios en “Crónica 4 lobos y 3000 buitres

  1. Muy guapa la crónica, lástima que al final ese sobresfuerzo no se tradujera en cajón al menos, pero bueno, tómatelo como un super – entreno jeje

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s